Bienvenidos a Kokoro no CLAMP un blog dedicado exclusivamente a CLAMP aquí podrás encontrar; artbooks, scandalation de los mangas en publicación, noticias, traducciones de canciones, entre muchas cosas más. Somos un blog en constante construcción, si hay algo que no hemos publicado puedes dejarnos un comentario por facebook, respondemos más rápido por allá, además puedes enterarte de las novedades y de más cosillas.




Déjanos un comentario para saber que te gusta o que esperas ver más adelante en el blog pero sobre todo disfruta del material que tenemos para ti.

10 de junio de 2016

[TRADUCCIÓN] xH - ANOTHERHOLiC Capítulo 2 UNDERHOLiC Segunda Parte.

Reacciones: 


ANOTHERHOLiC

LANDOLT-RING AEROSOL


CAPÍTULO 2 "UNDERHOLiC"



En esos días los estudiantes estaban ocupados, ya fuera por asuntos del club o por deportes, por cuestiones académicas o al igual que Watanuki, por trabajo. Por eso es que sólo unos cuantos alumnos permanecían en las instalaciones, Himawari Kunogi no era una de ellas (esto era lo más critico para Watanuki). Si Serizawa decía que estaba bien, no había una razón para que Watanuki decidiera otro sitio donde hablar.
Por eso.
La desesperación hacia que fuera más complicado para Serizawa el comenzar a hablar del tema. Watanuki conocía un sinfín de personas que daban una pausa dramática antes de comenzar con el tema pero también sabía que Serizawa no era de ese tipo de personas. ¿Podría ser más desesperante que el mismo?
O tal ves—No, Watanuki desecho la idea incluso antes de que tomara forma por completo. Era ridículo. Si ese fuera el caso, entonces Serizawa le pudo contar todo antes sin esa pausa, de verdad era difícil para Serizawa el contarlo – incluso para cualquiera debería ser difícil.  Pero tampoco había una razón para que de la nada Serizawa quisiera hablar con el. Serizawa no tenía conocimiento de la habilidad de Watanuki.
Pero Watanuki Kimihiro lo había olvidado.
Ese era el problema, sólo había en ese momento, dos temas de los que hablarían, lo malo siempre le sucede…
“¿Verdad Watanuki?”
“¿Qué?”
“Que hemos hablado de fantasmas antes.”
“…Ohhh.”
Si fuera el tipo de persona capaz de reconocer que no lo recuerda todo lo que dice, si no hubiera ido a la escuela, si se hubiera levantado terminada la clase y saliera del salón, la existencia de Watanuki Kimihiro se sentiría más productiva, pero no se puede decir que estando ahí no generaría un cambio, aunque no quisiera ser Watanuki Kimihiro.
“Que coincidencia, hace poco también pensé en ello. Quería hablar contigo para tener una charla sobre fantasmas, por eso te esperé.”
Y sin necesidad de que Watanuki rechazara la oferta, la platica continuo.
“¿Watanuki, siempre has visto fantasmas?”
“Emm, yo…”
Cada maldito día.
Quiero poder salir a la calle sin tener que preocuparme de lo que encontraré afuera.
Claro, él no respondió nada de esto.
“No, para nada.”
O por lo menos…
Eso es lo que no quería.
“Si, muchas personas no los ven. Es decir, no es como si tuviera algo especial.”
“¿De verdad? Asumí que si podías. Y… ¿de qué estamos hablando Serizawa? Si yo nunca he podido ver fantasmas y tú tampoco, entonces ¿sólo  por qué hablaremos de ello?”
Era muy complicado el dejar el tema de los fantasmas.
Las cuatro de la tarde en pleno verano y soleado.
“El amigo de mi hermano…”
“¿Mm? Es algo lejano.”
“No terminé, lo dije muy rápido. La prima de la hermana del superior del club de la Universidad del amigo de mi hermano.”
“Bueno, eso sigue siendo lejano. Mucho más que antes, pero sigue siendo distante.  No creo conocerlos o siquiera el verlos alguna ves, aunque el mundo es muy pequeño.”
“Pero, ¿la hermana de un universitario?, ¿se trata de una universitaria?”
“Todo parece que si. Si tomamos en cuenta que hermana no es el nombre de un chico.”
Afortunadamente Watanuki no formaba parte del selecto grupo de chicos que se vuelven locos al escuchar de universitarias. Eso le pareció raro a Serizawa.
Entonces Serizaka preguntaba por algo que le aquejaba a la prima de la hermana del superior del club de la Universidad del amigo de su hermano—o como Watanuki lo pensaba, la prima de la hermana del superior del club de la Universidad del amigo del hermano de su compañero de clases – quién podía ver fantasmas.
Veía fantasmas.
Para Watanuki esto no era nada raro, tenía que convivir con esos seres cada día, hora, minutos y segundo de su vida, por eso no le causaba sorpresa cada que hablaban de esos temas. Eso es lo que la prima de la hermana (omitiendo todo lo demás) de Serizawa podía ver, así como Watanuki. Un par de ojos capaz de ver cosas y seres donde no hay nada.
Obviamente sabía que no era la única persona capaz de ver a esos seres. Ese era, por ejemplo, su don en ese momento y era la causa que llevo a Serizawa preguntar por la prima de… (Omitiendo todo lo demás) con él. Pero era la primera vez que el tema de una conversación llegaba de pronto provocando que Watanuki entrara en pánico.
“¿Mm?¿Qué ocurre Watanuki? De pronto te pusiste serio.”
“Nada.” Respondió Watanuki mientras temblaba un poco.
La tensión del momento lo distrajo.
“Eres muy raro. ¿Por qué de pronto te me quedas viendo así?”
“Eh... bueno es que yo…” Trató de ocultar sus pensamientos hablando sin pensar. “Err… mmm… bueno… ¿tú no puedes ver fantasmas pero esa chica si?”
“¿Ah?, ¿No puedes ver fantasmas? Es algo raro Watanuki, es como si de pronto asumieras que los fantasmas si existen. No pensé que fueras de ese tipo de personas.”
“Oh, Yo no… era sólo… sólo dije lo primero que pensé. Lo dije sin pensar. El punto es que tú hablaste de ello. Pero si no fueras prejuicioso podría repetir lo que dijiste. Lo que dijiste es qué esa chica puede ver fantasmas.”
Tan pronto como termino se tapo la boca, pero no mintió del todo con lo que dijo. Ahora sólo restaba ver la reacción de Serizawa, si aceptaba los fantasmas era entonces más fácil seguir hablando pero si no, no podría ayudarlo.
Deseaba…
Ya no verlos.
¿Sería lo mismo con la prima (omitiendo todo lo demás) de Serizawa?
Entonces…
“No, no, nada de eso.” Dijo Serizawa. “Ella no puede ver nada.”
“Está charla no tiene sentido.”
Estaba por decirle a Serizawa que lo hizo desperdiciar su tiempo, pero no lo hizo. Si respondía algo de ese tipo lo más seguro es que terminara la discusión de forma violenta.
“Básicamente, está universitaria…”
“Cierto, esto ya esta siendo bastante hilarante. ¿Cómo se llama?”
“Hoseki Hikage-san.”
“Oh, Hoseki Hikage-san. Es un nombre muy tonto. Parece de película.”
Incluso sin saber de que manera se escribía, estaba seguro de que Hikage se refería a un lugar lleno de sombras, sin sol. Hoseki se refería a un hermoso y brillante mineral. Si su jefa escuchaba ese nombre, no dejaría de reír por minutos. Pero Watanuki no tenía porque contarle así que continuó con la plática.
“Entonces, ¿qué hay con Hikage-san?
“Mensajes.”
“¿Ah?”
“Sigue recibiendo el mismo mensaje en su celular.”
“¿De quién?”
“De un fantasma.”
Ah.
¿Cómo debía tomar eso?
Con algo tan trivial como mensajes, Watanuki no pudo evitar el hacer tantos gestos como pudo.
“Déjame empezar desde el inicio. Hikage-san tiene una amiga…”
“Creo que si. Muchas personas las tienen. Yo las tengo, tú las tienes, Hikage-san seguramente también tenía.”
“Si, pero yo me refería a una en especifico. Estaba en el mismo año en la Universidad, se llamaba Kokyu Shikasaka.”
“¿Hoseki y Kokyu? Batalla en el paraíso.”
Incluso más que una película, pensó Watanuki. Pero había una razón para que Serizawa la mencionara y juzgando por la reacción de su compañero no tenía idea de la conexión que tienen las palabras ‘joyas’ y ‘respiro’ así que no quiso empeorarlo más. Así la prima de la hermana del superior del club de la Universidad del amigo del hermano de Serizawa, /la amiga de Hoseki Hikage, Kokyu Shikasaka-san tomaba parte en la historia de Serizawa.
“¿Y…?”
“Y Shikasaka-san murió el mes pasado.”
Corrección.
El nuevo personaje había muerto antes de aparecer en la historia.
“No lo pasaron la noticia en la televisión, pero debiste leer algo en los periódicos. Yo aún lo recuerdo. Alguien había muerto en la estación que no esta tan lejos de aquí – una universitaria que esperaba en la plataforma fue arrastrada por el tren cuando llegaba a la estación.”
Watanuki no recordaba.
¿Lo había olvidado o simplemente no lo había escuchado? No era del tipo que leía el periódico así que lo más seguro es que no supiera la noticia. Hay accidentes en el tren todos los días, en todo el país, incluso si escuchara de cada uno de esos accidentes no sería capaz de recordarlos todos. Watanuki se vio forzado a admitir que no lo sabía, pero Serizawa no le tomo importancia.
“Ya sabes que siempre nos dicen que esperemos el tren detrás de la línea blanca. Bueno, Shikasaka-san no le dio importancia por un momento. Fue lanzada hacia atrás y la parte posterior de su cabeza se golpeo fuertemente en un poste de hierro, todo por no estar tras la línea. Estuvo en coma un tiempo, pero nunca despertó. La causa de su muerte fue el trauma cerebral que tuvo y todas las contusiones que le dejo el accidente.”
“Los trenes son armas…”
“No son tan malos como los automóviles. Pero más peligrosos que las armas. Eso no me detendrá de asistir a la escuela de conductores es mi segunda ves y ahora si pasaré. Bueno, eso es todo lo que ocurrió—es decir ella murió, fue un gran problema pero no tiene que ver con eso.”
“Entiendo, continua.”
“Está bien. Shikasaka-san pensaba subirse al tren que la golpeo. Se vería con Hikage-san. Se prometieron verse en un parque e ir de compras juntas. Cuando no vio a Shikasaka-san, pensó por un momento que algo le pudo pasar pero su amiga no es del tipo de personas puntuales, así que asumió que se retrasaría como solía hacerlo, así que iría de compras sola. Se enteraría de lo que paso al día siguiente.”
“Debió ser un shock para ella.”
Sólo por estar un poco delante, no pensarías que por esa simple acción tendrás un accidente con el tren, te llevarían al hospital y morirías. Es muy fácil de imaginar lo que se siente.
Pero…
Eso es lo que tenía que pasar.
Como Serizawa dijo: no es el problema.
Hay aún más – algo más grande.
“Y desde entonces, los recibe.”
“¿Qué recibe?”
“Mensajes,” respondió Serizawa “Comenzaron después del accidente. Todos los días, todos, a la misma hora en que Kokyu Shikisaka fue golpeada por el tren, Hoseki Hikage-san recibe un mensaje… incluso después de que muriera.”









Es mi culpa.
Kokyu-chan murió por mi culpa.
Tenía tantas cosas que quería hacer… y es por mi culpa el que nunca las hará.
Nunca – por mi culpa.
Si no le hubiera pedido que nos viéramos ese día para ir de compras…
O si hubiera visto a Kokyu-chan en su casa en ves de verla en otro lado. He ido por ella muchas veces, para prestarle libros, para recoger libros. Esto no hubiera pasado, todo fue mi culpa.
Aunque lo acepte, no significa que Kokyu-chan regrese a la vida.
Si no hubiera sido floja.
Si no me hubiera negado a ir en tren por ir y volver. No importa que hubiera gastado, tenía más del costo del boleto.
Fácilmente.
Tiene toda la razón.
------
Kokyu-chan tiene toda la razón de odiarme.
---
Debo resignarme.
Debo dejar de pensar en que se detenga, debo aceptarlo.
Fue mi error.
El pecado mayor es negar que hayas pecado.
¿Cómo debo disculparme?
Con Kokyu-chan?
Pero Kokyu-chan está muerta.
No puedo ir a pedirle perdón.
Ya no tengo esperanza.
Ya no tengo deseos.
Incluso, si tuviera la oportunidad de cumplir un deseo, lo rechazaría si con eso me perdona.
Oh.
Cuando mi querida amiga, Kokyu-chan estaba por morir, ¿qué habrá visto pasaren su mente? Cuando moría ¿estaba consiente de que moría? ¿Qué vio en su último momento de vida? O ¿Estuvo en ese estado todo el tiempo? ¿Su mente estaría en blanco, sin comprender, sin sentir dolor siquiera? Es tan horrible, es horrible para mí.
Debió recordarme.
Incluso al final debió pensar que tenía que verse conmigo, incluso al final debió pensar que no sabía nada de mi.
Que tonta.
Podíamos ir de compras cualquier otro día.
No había razón para salir de compras ese día. El ir de compras era mi escusa para estar con ella.
Y Kokyu-chan siempre olvidaba pequeñeces como el que teníamos que vernos. Siempre llegaba tarde, siempre venía por mí. Siempre. Siempre le reclamaba que llegara tarde, siempre se disculpaba y volvíamos a ser amigas. Igual que siempre.
¿Entonces por qué?
Porque siempre, siempre, siempre estaba enojada con ella, siempre le reclamaba el que llegara tarde. Ese día tomaría el tren a la hora para llegar a tiempo y sorprenderme.
Fue golpeada por el tren a las 11:06 A.M.
Cuando nos veríamos a las once.
Ya iba retrasada.
Retrasada como siempre.
Por eso es que…
Estaba más allá de la línea blanca.
Subiría al tren en cuando abriera sus puertas, no perdería un segundo más.
---
Apurándose a morir.
---

Debí ser más paciente. Debí ser buena con ella. El que siempre llegara a tiempo no era una virtud suya pero ¿si es una que la llevaría a la muerte? Claro que no. Nada de lo que provoco su muerte debía ser por su culpa.
Todo fue mi culpa.
Incluso mi luto es hipócrita.
No tenía por que seguir de luto si no quería ser perdonada.
No importa cuanto tiempo más guardara luto por Kokyu-chan, eso no la traerá a la vida de nuevo.
Lo sabía.
Pero… si eso fuera posible… entonces lo haría. Dedicaría mi vida completa en ello. Y no sería sólo porque mi mejor amiga murió.
Ella es irremplazable.
Y ahora…
Ahora que la he perdido, estoy segura de que nunca tendré una amiga como ella, no importa que viva muchos años. Kokyu-chan es y será mi única mejor amiga. Debí apreciarla más, es un cliché el decir que sólo te das cuenta de lo que es importante para ti cuando lo pierdes, que sólo notas lo valioso que es cuando se van, ahora se que es cierto.
¿A quién se le habrá ocurrido?
Nadie piensa que las cosas y las personas que te importan tanto, de pronto desaparecerán. Es como si el cielo de pronto comenzara a caer. No puedes vivir tu vida preocupándose por cosas así.
Pero lo hago.
Cuando pienso en todas las cosas que no pudo terminar, lo que siquiera pudo comenzar… me duele tanto.  Me siento culpable.
¿Qué debo hacer en la tierra?
¿Qué debo hacer?
Tal vez deba seguirla…
---
Knnn knnnn  -- mi celular vibró.
---
Mi celular, el mismo modelo que el que solía usar Kokyu-chan. Y en la pantalla…
KOKYU SHIKISAKA
La hora que se veía en la pantalla, 11:06 A.M. Sin falla, la misma hora en que tuvo el accidente.
Abrí el mensaje.
Mis manos temblaban cuando apreté el botón.
Claro, ya sabía que diría el mensaje.

El mismo mensaje que mi amiga ahora difunta, me enviaba todos los días. 

1 comentario:

  1. Gracias por traducir esta increíble novela ^^ no te imaginas como te amo por hacer esto, ya que la historia de xxxholic es mi favorita en el mundo. :3

    ResponderEliminar