Bienvenidos a Kokoro no CLAMP un blog dedicado exclusivamente a CLAMP aquí podrás encontrar; artbooks, scandalation de los mangas en publicación, noticias, traducciones de canciones, entre muchas cosas más. Somos un blog en constante construcción, si hay algo que no hemos publicado puedes dejarnos un comentario por facebook, respondemos más rápido por allá, además puedes enterarte de las novedades y de más cosillas.




Déjanos un comentario para saber que te gusta o que esperas ver más adelante en el blog pero sobre todo disfruta del material que tenemos para ti.

21 de mayo de 2018

[TRADUCCIÓN] TB - BABEL.

Reacciones: 




“BABEL”




SEIYUU.

Subaru Sumeragi : Yamaguchi Kappei 
Seishiro Sakurazuka : Koyasu Takehito 
Hokuto Sumeragi : Itou Miki 
Kazue Kato : Matsui Naoko 
Hombre 1: Yoshida Nobiyuki 
Hombre 2: Suzuki Katsumi




Puedes descargar el CD Drama en la entrada de discografía de Tokyo Babylon [aquíla liga]





Subaru: On bazara daruma kiri sowaka.
Persona: Ahhh
Subaru: On bazara daruma kiri sowaka. On bazara daruma kiri sowaka. Rin, pyou, tou, sha, kai, jin, retsu, zai, ¡ZEN!
Akie: Gracias.
Subaru: Adiós. Ya está todo bien, se ha ido Akie-san.
Persona: Ehh, Uh, uh...
Subaru: Con su permiso.


Hokuto: Ohohohohoho.
Subaru: Hokuto-chan.
Hokuto: ¿Entonces la mujer que todas las noches aparecía en su cama era una mujer a quien engañó?
Subaru: H-Hokuto-chan, no hables tan fuerte, molestarás a los vecinos...
Hokuto: ¡Es tan estúpido! ¡Muy estúpido! Un actor engaña a una chica y la lleva a su mansión, le dice que no sirve en la cama y ella se suicida. Incluso las revistas no publicarían una historia tan trillada como esa.
Subaru: ¡Hokuto-chan!
Hokuto: Pero, ¿por qué ella sólo aparecía en la cama?
Subaru: No lo sé del todo pero supongo que la cama es lo único que recordaba de la habitación…
Hokuto: AHAHAHAHAHA
Subaru: ¡Wah!
Hokuto: ¿Entonces sólo la llevo a su cuarto para mostrarle el techo? Es de lo peor. Los hombres existen sólo para ser utilizados por las mujeres. Incluso después de engañar a una mujer la tienen a 300 años luz de distancia.
Subaru: H-Hokuto-chan, recuerda que estamos en la veterinaria de Seishiro-san, no te emociones mucho.
Hokuto: Los artistas viven con el dinero que nosotros ganamos a base de sudor y sangre. ¡Y hacen este tipo de cosas! ¡Y entonces la engaña y la deja como si fuera basura! Esos hombres sólo sirven para limpiar Chernóbil.
Hokuto: ¡Subaru!
Subaru: Si.
Hokuto: ¡No debiste ayudar a un hombre como ese!
Subaru: Pero.
Hokuto: ¡Nada de peros! ¿O estás de su lado por ser hombre?
Subaru: Soy hombre pero…
Hokuto: ¡Cállate!
Seishiro: Subaru hizo el exorcismo para esa chica.
Subaru: ¡Seishiro-san!
Hokuto: ¿Seishiro también está del lado de los hombres?
Seishiro: Normalmente estoy del lado de las mujeres.
Hokuto: ¿Entonces?
Seishiro: Los espíritus de quienes han muerto y permanecen aquí, sufren mucho. También debes saberlo Hokuto-chan. Subaru-kun lo hizo porque esa chica estaba sufriendo al lado de ese insensato.
Hokuto: pufff, entiendes a la perfección a Subaru.
Seishiro: Hago mi mayor esfuerzo para lograrlo.
Hokuto: ¡Seishiro-san y Hokuto son una gran pareja!
Subaru: ¿Qué dices Hokuto-chan?
Hokuto: ¡No debes ocultarlo! Además Sei-chan dijo que se enamoró a primera vista de ti.
Subaru: ¡Ho-ho-hokuto-chan!
Seishiro: El té se enfría.
Hokuto: El clan Sumeragi ha protegido Japón espiritualmente, y el décimo tercer líder es Sumeragi Subaru, uno de los mejores Onmyouji. Otro Onmyouji de renombre es el Sakurazukamori, quien resguarda a Japón desde las sombras. Si los Sumeragi son la luz, entonces el Sakurazukamori es la sombra… ¡Una historia de amor entre el heredero y el actual líder!  Es tan maravilloso, romántico. ¡Tan intenso! ¡Legendario!
Seishiro: El té se enfría.
Hokuto: Y estos dos que son pésimos.
Seishiro: Los bocadillos de hoy son anpan, Subaru-kun.
Subaru: ¡Muchas gracias!
Seishiro: Subaru-kun, te gusta el anpan de cereza, ¿verdad?
Subaru: Sí.
Seishiro: A mí también me gustan las cosas dulces… ¡Ya se!  ¿Qué te parece si la próxima vez vamos a comer helado a Ginza?
Subaru: ¿Eh?
Hokuto: ¡Esperen! ¿Por qué se emocionan tanto?
Subaru: Yo no me emociono… tanto.
Seishiro: Por supuesto que también vendrás, Hokuto-chan.
Hokuto: Parece que eso no hace feliz a Subaru.
Subaru: Es delicioso, ¡Hokuto-chan!
Hokuto: ¿Subaru notas que eres el protagonista de esta historia?
Subaru: Claro que lo entiendo.
Hokuto: ¡Sei-chan!, ¿Crees que es normal para el Sakurazukamori el estar comiendo anpan tan tranquilamente? Esa mirada alegre, ese rostro feliz, ese anpan tan feliz. ¡Te falta tensión!
Seishiro: ¿Por qué dices eso? Yo soy un simple veterinario… incluso si fuera un trabajo familiar, no queda con mi personalidad.
Hokuto: ¡Subaru!
Subaru: Sí.
Hokuto: ¡Tú también! No hay nada malo con tu apariencia pero ¿por qué es tan pequeña tu cintura? ¿No salvas el mundo?
Subaru: Soy un Onmyouji común...
Hokuto: ¡Ser un Onmyouji ya es algo extraordinario! ¿No piensas eso de Subaru, Sei-chan?
Seishiro: Claro.
Hokuto: Tú lo dijiste…
Subaru: Debo irme.
Seishiro: ¿Tienes trabajo?
Subaru: Sí, tengo algo que hacer…
Seishiro: ¿Dónde?
Subaru: En la torre de Tokio.
Seishiro: La torre de Tokio. Si no te vas de Shinjuku a esta hora, dudo que alcances el tren. Yo te llevaré.
Subaru: Ah... no, está bien.
Hokuto: ¡Que te lleve! Es gratis.
Subaru: De verdad, aún tengo tiempo.
Seishiro: Déjame llevarte, ya termine por hoy en la clínica.
Hokuto: Woohoo, ¡lo lograste Seishiro-chan! Eres como un lobo que va tras su presa, pero como no puedes atacar, te toca cuidarlo de otros lobos.
Subaru: ¡Hokuto-chan!
Seishiro: ¡Ah sí! ¿Vamos todos? Nos divertiremos como si fuera un picnic.
Subaru: Um... No vamos a jugar...
Hokuto: ¡Hola! no quiero ser un mal tercio.
Seishiro: ¿Qué dices, Hokuto-chan? Eres mi futura cuñada y por eso tenemos que empezar a conocernos mejor, para llevarnos bien.
Subaru: ¿De qué están hablando?


Subaru: ¿Me equivoqué? Pero estoy seguro de que la abuela me dijo que lo vería a las 18:00 en la cafetería del segundo piso de la torre te Tokio. Es extraño.

Hombre 1: No está aquí.
Hombre 2: Eso parece.
Hombre 1: Parece que la cita era a las 6 en la cafetería.
Hombre 1: ¿A quién se le ocurre que este sitio es para eso? Sólo vienen de visita familias, niños y personas mayores. ¿Cómo se llamaba?
Hombre 2: Si no me equivoco era algo como Sumeragi…
Hombre 1: ¿Eh?
Hombre 2: ¡Les dije que no estaba equivocado! El director me dijo que era a las 6 de la tarde en la cafetería.
Hombre 1: ¿Está bien pedir ayuda a un Onmyouji?
Hombre 2: Sólo no digas cosas extrañas.
Hombre 1: Pero hay cosas así en la televisión. Mi abuela me grita por ver ese tipo de programas.
Hombre 2: Oye pero nuestro anterior colega parecía medio seguro porque no saben la causa y la compañía no puede hacer nada. Y para pedir apoyo del ministro de salud y bienestar nos pidió ver a Sugemura-san.
Hombre 1: ¿Qué? ¿El ministro de salud y bienestar?
Hombre 2: Sí y adicional al caso… tenemos que ver a ese tal Sumeragi.
Hombre 1: Es una persona con experiencia… fue lo que nos dijo la mujer.

Subaru: Debí equivocarme… es raro… será mejor que el marque a la abuela para confirmar.

Hombre 1: Oye, ¿no crees que sea ese niño?
Hombre 2: ¿Eh? ¡No lo creo! Ese niño no parece un médium. Aunque se vea extraño usando guantes, seguramente es algún idol reciente. Aunque es lindo.
Hombre 1: Tienes un buen ojo, es muy lindo. Mmmm, me pregunto si saldrá en algún programa.
Hombre 2: Pero si es tan lindo ¿por qué no he visto nada parecido en la televisión?
Hombre 1: Posiblemente aún no haga su debut.
Hombre 2: ¿Y por qué esta solo?
Hombre 1: ¿A quién le importa? Yo le pediré su autógrafo.
Hombre 2: Yo también.

Hombre 1: Disculpe…
Subaru: Ah, ustedes son las personas de la administración de la torre de Tokio, ¿verdad? Yo soy Sumeragi Subaru.
Hombres: ¿Eh?
Subaru: ¿No son parte de la oficina administrativa?
Hombre 1: De casualidad eres ¿Su...ra...me...gi...-san?
Subaru: Sumeragi.

Subaru: ¿Sólo tembló la plataforma?
Hombre 2: Si, es cierto que Tokio es un sísmico y en un sitio tan alto como la torre, incluso un temblor débil se multiplica.
Hombre 1: Pero sólo se sintió en esa plataforma.
Subaru: ¿La plataforma del observatorio principal?
Hombre 1: Sólo la plataforma del observatorio principal que se encuentra a 150 metros del suelo es donde se sienten temblores. No pasa nada en el observatorio que se encuentra a 100 metros.
Subaru: ¿entonces…?
Hombres: Umm
Subaru: ¿Si?
Hombres: ¿Podrías darnos tu autógrafo?
Hombre 2: Es la primera vez que conozco a un médium y queremos presumirle a nuestros compañeros.
Subaru: ahh.


Hombre 1: Esta es la plataforma del observatorio principal.
Subaru: ¡Ah! Siento que me caigo.
Hombre 1: ¿Se encuentra bien?
Subaru: L-lo siento.
Hokuto: ¡Subaru!, ¡Subaru!
Subaru: Ah, Hokuto-chan, Seishiro-san, ¿qué hacen aquí?
Hokuto: ¿Terminaste tu trabajo?
Subaru: Aún no…
Hokuto: Oh, entonces podrás tener una cita.
Subaru: ¿Quién?
Hokuto: Pues tú.
Subaru: ¿Con quién?
Hokuto: Sakurazuka Seishiro-kun.
Subaru: ¿De qué hablas Hokuto-chan?
Hokuto: Toonto. Venimos desde tan lejos a la torre de Tokio, así que debes tener una cita antes de regresar a casa. Compras algunos recuerdos del observatorio y no dudar en pagar 520 yenes para ir al observatorio principal y ver al mundo a tus pies. No te preocupes por la altura, eso es normal en una cita.
Subaru: Pero yo no hablo de eso…
Seishiro: Lo siento… sigues trabajando. Hokuto-chan vayamos a comprar un helado.
Hokuto: Tú pagarás Sei-chan.
Seishiro: Por supuesto no dejaría que futura cuñada pague.
Subaru: Waaaa, ¡¡Seishiro-san!!
Hombre 2: Mmm
Subaru: Acepto el trabajo así que regresaré por la noche…
Hombre 2: No es eso… ¿nos daría su autógrafo? Queremos presumirlo cuando salga en televisión.
Subaru:


Hokuto: Ohh, todo se ve tan pequeño ¡puedo ver más lejos! ¡¡Muy, muy lejos!!
Seishiro: Aquí tienes tu helado. Cuatro bolas parece mucho ¿no?
Subaru: Muchas gracias.
Seishiro: Lamento interrumpir en tu trabajo.
Subaru: Esta bien, lamento que esto pasará cuando estabas por cerrar.
Seishiro: Mañana es feriado así que no hay problema.
Subaru: ¿de verdad?
Hokuto: ¿Qué pasa con esa platica tan trivial? Suenan como un matrimonio arreglado, ¡están mal!
Subaru: ¡Hokuto-chan!
Hokuto: Ya paso medio año, ¿por qué no puedes ser más abierto?
Seishiro: Como siempre, es sofisticado pero divertido.
Hokuto: ¡Ese comentario te hace sonar como un anciano Sei-chan! Aunque sea cierto, la diferencia de edad son sólo 9 años y me preocupa esa brecha generacional.
Seishiro: Pero cada día aumenta mi devoción…
Hokuto: intentemos algo ¿Subaru cuál es tu idol favorito?
Subaru: Déjame ver… Koizumi Kyouko-san y Miyazawa Rie-san.
Hokuto: Los recordaste de inmediato, así es nuestro Subaru. ¿Qué hay de ti Sei-chan?
Seishiro: Misora Hibari-san.
Hokuto: Subaru qué programa veías de niño.
Subaru: Veía doraemon… creo.
Seishiro: Shanbon-dama Holiday.
Hokuto: Sei-chan… ¿Cuándo eras pequeño no jugabas juegos de terror donde hicieras alguna voz terrorífica?
Seishiro: Ahahahaha
Hokuto: Ahhh… Subaru y Sei-chan comen algo delicioso.
Seishiro: Pero cuando te pregunté si querías uno me dijiste que “quien seduce a una mujer para comer más, no irá al paraíso”
Hokuto: Es que lo que comen los demás siempre lucirá delicioso.
Seishiro: ¿Quieres que compre otro?
Hokuto: Así está bien, sólo tomaré un poco del de Sei-chan.
Seishiro: ¿No quieres tú también, Subaru-kun?
Subaru: N-no, estoy bien.
Hokuto: Obstinado, terco, Subaru, ¿por qué no eres más natural? Algo así.
Subaru: ¡Sería un retorcido si hiciera algo así!
Seishiro: Ahahahaha
Hokuto: ¡Tonto! Es algo normal en las parejas.
Subaru: ¡Hokuto-chan!
Hokuto: Bueno dejemos la diversión de lado porque es aquí.
Subaru: Si…
Hokuto: Sé que no tengo las mismas habilidades mentales. Para Subaru debe ser difícil.
Subaru: Estoy bien.
Seishiro: ¿verdad que esta rico?
Hokuto: Oh, está bien. Eres el nuevo líder de nuestra familia después de competir por el puesto con varios profesionales, es normal que después lo puedas manejar. ¿No lo crees Seishiro-san?
Seishiro: ¿Si?
Hokuto: Oye Sei-chan, ¿eres un Sakurazukamori?
Seishiro: Ahahahaha
Hokuto: Eres muy distante del mundo.
Seishiro: Ahahahaha
Hokuto: Como dijo Ochiai Nobuhiko “se acabó el momento de reír”
Seishiro: Parece que cerrarán en un momento.
Hokuto: ¿Me estas cambiando el tema? ¡No hay progreso en el amor entre el actual líder de los Sumeragi y el Sakurazukamori! ¿No te da vergüenza Sei-chan?
Seishiro: Lo intentó.
Subaru: ¡Seishiro-san!
Seishiro: Tal vez no soy atractivo.
Subaru: ¡No es cierto!
Seishiro: Subaru-kun…
Subaru: ¡S-si!
Seishiro: ¿Te parezco sexy? Ahahahaha.
Hokuto: Ahh, el amor está en el aire…
Subaru: Hokuto-chan si haces tanto ruido molestarás a los demás.
Hokuto: ¿Seishiro-san, tú como onmyouji no sientes toda esa tristeza? Subaru fue entrenado por la abuela desde que era muy pequeño. Estos guantes por ejemplo, no son sólo parte de su estilo, ¡la abuela le dijo que nunca se los quitara!
Seishiro: Debe ser difícil.
Subaru: Si.
Hokuto: Pero yo disfruto combinar su ropa con los guantes.
Seishiro: Te quedan bien.
Hokuto: Ohohoho también elijo toda su ropa.
Seishiro: Hokuto-chan eres increíble.
Hokuto: Ohohohoho, ¡por supuesto!
Personas: Waaaaaaaa ¡está temblando!
Kazue: ¡ODIO TOKIO! ¡LO ODIO!
Subaru: ¿Una mujer?
Hokuto: ¡Subaru!
Seishiro: ¿Subaru-kun?
Subaru: ¿Una mujer? Una mujer ensangrentada.
Seishiro: ¿Estás bien?
Hokuto: Como era de esperar de mi futuro cuñado.
Subaru: Ahh
Hokuto: Pero si estaban en su momento.
Subaru: ¡Hokuto-chan!
Seishiro: ¿Esperarás a que anochezca para realizar el exorcismo?
Subaru: S-si
Seishiro: ¿Puedo esperar contigo?
Subaru: ¿Eh…?
Seishiro: Creo que es buena idea estar los dos solos en la torre de Tokio a media noche. Ahahaha
Hokuto: Yaho, ¡Ese es el espíritu Sei-chan!
Subaru: Seguimos molestando a las personas de hace rato.


Subaru: Esta sensación… es de alguien que se suicidó. Pero cuando le pregunté a los administrativos, me dijeron que nadie se ha suicidado en la torre de Tokio.
Seishiro: ¿Subaru quieres onigiris?
Subaru: Ahh, lo siento.
Seishiro: Tenían de shichiken y de ciruela.
Subaru: Gracias. Ammm ¿está bien? Seishiro-san te quedaste conmigo hasta tarde.
Seishiro: Aunque sea mayor puedo mantenerme despierto toda la noche.
Subaru: No eres tan mayor, eres muy joven.
Seishiro: Ahahaha, gracias. Subaru-kun ¿es tu primera vez en la torre de Tokio?
Subaru: S-si.
Seishiro: La torre de Tokio recibe a tres millones de personas al año, tiene una altura de trescientos treinta y tres metros. Desde que abrió en 1959 se ha hecho famosa en la ciudad. La mayoría de visitantes son de otros distritos. Para las personas que viajan o vienen a la capital por cuestiones de trabajo, la torre de Tokio es el símbolo de Tokio.
Subaru: Seishiro-san…
Seishiro: Hace muchos años, cuando estaba en preparatoria, podías venir al museo de cera del tercer piso y ver a “Pink Lady”, pero ahora que regrese y lo visité con Hokuto-chan, la cambiaron por Madonna y Michael Jackson. El pasar del tiempo es cruel.
Subaru: Si.
Seishiro: Parece ser que ya llego.
Subaru: Seishiro-san por favor no salgas de la kekkai.
Seishiro: Si, si.
Subaru: On sanmaji handomei kiriku sanmaji handomei kiriku on sanmaji handomei kiriku on sanmaji handomei kiriku.
Kazue: ¡Lo odio! ¡Odio Tokio!
Subaru: La kekkai…
Seishiro: Es peligroso Subaru-kun
Subaru: Waaaa, Seishiro-san.
Seishiro: Lo siento, interrumpí tu trabajo. Noumakusanmanda basaradankan noumakusanmanda basaradankan.
Kazue: AHHHHH
Seishiro: De nuevo lo siento por interrumpir.
Subaru: ¡casi lo olvido!
Seishiro: Por favor continua.
Subaru: También es un onmyouji. ¡Rin, pyou, tou, sha, kai, chin, retsu, zai, zen!
Kazue: AHHHHH
Subaru: Por favor tranquilízate, no vine a eliminarte, vine a hablar contigo
Kazue: Los odios… odio a todos en Tokio…
Subaru: ¿Por qué estas en la torre de Tokio?
Kazue: ¡No lo sé! Pero lo odio, ¡LO ODIO!
Subaru: Por lo menos dime quién eres y de dónde eres, tal vez pueda hacer algo para ayudarte…
Kazue: ¿Quién eres?
Subaru: Mi nombre es Sumeragi Subaru.
Kazue: ¿Suramegi?
Subaru: Sumeragi.
Kazue: ¿Y él?
Seishiro: Soy sólo un acompañante, no me tomes en cuenta.
Kazue: ¿Un acompañante me lanzó fuego?
Seishiro: Bueno, eso tuve que hacerlo para proteger a la persona que amo. Ahahaha.
Subaru: ¡Seishiro-san!
Kazue: Esta bien, que sean pareja.
Subaru: ¡No somos pareja!
Seishiro: Ya que estamos hablando, ¿por qué no vienes aquí?
Subaru: ¡Seishiro-san!
Seishiro: Mira las luces neón de Tokio, son hermosas.
Subaru: On kiri kyara hara hara futaranba sosso haka. ¿Nos puedes decir cómo te llamas?
Kazue: Kazue, Kato Kazue.
Seishiro: Ese es el verdadero nombre de la difunta Misora Hibari-san.
Kazue: Estas bien informado.
Seishiro: Era un fan secreto.
Kazue: Yo también.
Subaru: ¿Por qué viniste a la torre de Tokio?
Kazue: Me suicidé. Ya nada valía la pena para seguir viviendo.
Subaru: ¿A qué te dedicabas, Kazue-san?
Kazue: Era actriz bueno, realmente apenas comenzaba a actuar. Vine a Tokio cuando cumplí dieciocho años desde mi ciudad natal; Fukuoka. Allá la gente me decía que era adorable y eso me llenó de confianza. Pero la realidad fue completamente diferente. Trabajé duro todos los días porque no podía acudir a mis padres después de dejar la casa, apenas tenía suficiente para comer lo básico. Pero mi idea era venir a Tokio así que estaba bien con ello. Pensaba que un día sería famosa. Tal vez un día alguien notaría mi talento… bueno creo que todos lo llegan a pensar. Aunque salí en televisión un par de veces.
Subaru: ¿En serio?
Kazue: Eran papeles pequeños como transeúnte o un cliente en una cafetería.
Subaru: Yo creo que incluso eso es fabuloso.
Kazue: Eres un buen chico.
Subaru: Pero es cierto. Yo pienso que salir en televisión es increíble.
Kazue: Tu pareja… es raro ver a alguien que sea tan honesto en estos días.
Seishiro: Es algo bueno y él es una excelente persona.
Subaru: ¡Seishiro-san!
Seishiro: Sólo digo la verdad.
Kazue: En realidad sólo soy un espíritu deprimido.
Subaru: ¡Te equivocas!
Kazue: Vivía en un edificio de dos pisos, la zona estaba llena de prostitución, fabricas y bodegas así que no podías ver nada. No podías ver las estrellas. Venía aquí a veces, me costaba pagar los 720 yenes de entrada pero venía frecuentemente. No sólo veía las estrellas del cielo, también veía las del suelo.
Subaru: Kazue-san...
Kazue: No tenía dinero y era tan difícil que llegué a pensar en regresar a casa. Pero una vez más, sólo por otra ocasión lo intentaría. Fue cuando llegué a Tokio, hace cinco años. Pronto sería mi año y la suerte me sonreiría.
Subaru: ¿Qué pasó?
Kazue: Conseguí un papel en una película, era una aparición corta pero era suficiente para mí.
Subaru: ¡Qué bueno!
Seishiro: Tarje cerveza.
Kazue: Gracias. Era mi última oportunidad y pensé que si no lo lograba entonces me rendiría. Quería ese trabajo a toda costa… incluso me acosté con el productor Ahahahaha.
Seishiro: Eso es algo clásico.
Kazue: De todos modos, el productor no parecía ser el malo como lo hacen ver en televisión o novelas. Me dio el papel.
Subaru: ¿Entonces por qué se suicidó?
Kazue: Cancelaron la película.
Subaru: ¿Por qué?
Kazue: La actriz principal tuvo una corazonada. Desde que inició el rodaje decía que no tenía ganas de hacerlo, hasta que un día renunció.
Subaru: Kazue-san.
Kazue: No era justo. Decían que tenía talento y sólo por eso una persona común y corriente perdería la oportunidad de su vida. Aunque me esforcé tanto para llegar tan lejos por culpa de alguien que decían tenía más talento, no es justo. Tal vez fue bendecida con talento pero es egoísta arruinar la personas de los demás. ¡No es justo!
Subaru: Pero no tenías que suicidarte. Me hubiera gustado ver una película tuya.
Kazue: Gracias, pero fui muy tonta. Les conté a todos mis conocidos, llamé a mi mamá por primera vez desde que deje la casa le dije que tenía un papel en la película. Cuando lo recordé no supe cómo reaccionar y me lancé de un edificio cercano.
Subaru: ¡Kazue-san!
Kazue: Sé que la actriz tuvo varios problemas por su divorcio, la seguían paparazis todos los días, no importara donde se encontrara todos la reconocían y no tenía privacidad. No podía grabar la película en ese estado mental… eso creo pero ¡¿Por qué tomo el papel en un inicio?! ¿Por qué les trajo problemas a tantas personas? ¿Por qué fue débil? ¿Eso le daba derecho de traer desgracia a los otros, sólo por su pena? ¿Tienen derecho a causarles problemas a los demás sólo por tener talento y ser famosos?
Seishiro: Así es.
Subaru: ¿Seishiro-san?
Seishiro: Si los humanos fueran iguales, la tierra no podría avanzar.
Kazue: Pero ¿por qué a mí?
Seishiro: No eres sólo tú, muchas personas pasan lo mismo.
Kazue: ¿Por qué tuve que enfrentar esto yo sola?
Seishiro: ¿No causas problemas también? ¿Sabías que hubo personas que tuvieron que recoger los pedazos de tu cuerpo del pavimento? Estoy seguro de que no pudieron comer ese día.
Kazue: ¡Lo odio! ¡Odio Tokio… la belleza y el glamur… es tan asqueroso!
Subaru: ¡Seishiro-san!
Seishiro: ¿Tokio es una ciudad tan horrible? ¿No había nada bueno aquí? ¿Nadie te trató de manera amable nunca?
Kazue: No había nadie, ¡nadie fue amable conmigo! ¡Nadie! ¡¡NADIE!!
Seishiro: ¿Entonces qué hacías aquí? ¿Por qué viniste aquí después de morir? ¿No era porque amabas la torre de Tokio?
Subaru: Kazue-san, tal vez no lo entienda por completo pero algo es seguro. Amabas este sitio e hiciste muchos recuerdos aquí. Por eso estas aquí.
Kazue: Me gustaba ver las noches desde aquí.
Subaru: Desde que nací me crié en Tokio. Y me alegra saber que te gustara la torre de Tokio, Kazue-san.
Kazue: Me… gusta…
Seishiro: No puedes hacer querer sentir mal a los demás diciendo que estabas triste o enferma. No importaba que tan difícil fuera, lo intentaste mientras viviste aquí le causaste problemas a más personas. La vida va más allá de sueños e ideales. Pero hay algo más para las personas que causan problemas, se llama perdón. Tú no puedes perdonar a la actriz y terminaste con tu vida y eso atrajo problemas a muchas personas.
Subaru: ¡No es la culpa de Kazue-san! Aunque suicidarse es algo que no debe ocurrir, aunque se suicidó…
Kazue: Supongo que les e causado problemas a ustedes también.
Subaru: ¡No! ¡Claro que no!
Kazue: Si… tal vez debo aprender a personar y las cosas mejoren. Tal vez esa actriz también falló en su vida… ¿Me… perdonarías?
Subaru: Si.
Kazue: Gracias…
Seishiro: Ayudemos a Kazue-san a llegar al otro lado.
Subaru: On bazara daruma kiri sowaka.
Kazue: Aunque todos fueron amables y buenos conmigo, al final no me aceptaron. Por eso odiaba ese Tokio. Pero cuando recuerdo esos años fueron muy agradables. Me arrepiento… tal vez había más cosas divertidas… tal vez había más cosas que amara además de la torre de Tokio.
Subaru: Kazue-san.
Kazue: ¿Fuiste tú Subaru-kun?
Subaru: Sí.
Kazue: Una vez soñé.
Subaru: ¿Qué cosa?
Kazue: Algún día cuando tuviera dinero. ¡Pagaría 520 yenes extra para ir al observatorio principal! Pero ahora voy a un sitio más alto. Adiós y gracias a ustedes me ha gustado Tokio un poco.
Subaru: On bazara daruma kiri sowaka.
Seishiro: Vamos al observatorio principal en su honor.


Seishiro: No ha cambiado mucho… hay luces neón abajo. Subaru-kun no importa que tan experto seas como onmyouji, no puedes regresar la vida a los muertos. Y por conocerte, ella comenzó a apreciar Tokio. Ahora será posible que regrese  a su hogar en Fukuoka, ¿verdad?
Subaru: Seishiro-san.
Seishiro: Desde que se abrió en 1959, es icónico para Tokio, pero sus visitantes son en su mayoría de otros distritos.
Subaru: Seishiro-san… ¿de casualidad sabes cuál era el ideal artístico de los diseñadores de la torre?
Seishiro: Amanecerá pronto. Anímate, o si no Hokuto-chan se preocupará.
Subaru: No estoy en posición de hacer algo por ella. Pero… si la hubiera conocido antes… no tiene por qué cambiar algo pero…
Seishiro: Subaru-kun eres muy amable.
Subaru: ¡No! No lo soy. Sólo soy egocéntrico.
Seishiro: Es irracional y lamentable pero hay cosas que no se pueden cambiar en este Tokio, sólo por un sentimiento como el amor. No puedes hacer nada solo con amor. No importa cuánto pienses en ello, no se puede hacer nada. Gente que trabaja tanto todos los días, un mundo que te recompensa por tus acciones… ese mundo no existe.
Subaru: ¿Entones por qué los humanos tienen sentimientos como el amor? ¿Por qué amamos si no tiene valor?
Seishiro: Porque están solos. Tener algo o alguien a quien amar es un sueño. Los humanos no son capaces de vivir si no tienen sueños.
Subaru: Seishiro-san…
Seishiro: Pero a mí de verdad me gusta Subaru-kun. Aunque sea cierto, eso no quiere decir que te obligue a que tengas los mismos sentimientos hacia mí.
Subaru: Yo…
Seishiro: Subaru-kun…
Subaru: Seishiro-san…
Seishiro: Sólo bromeo… debemos irnos.
Subaru: Mmmm.


Hokuto: ¡Hola! ¡Subaru, Sei-chan!
Subaru: ¡Hokuto-chan!
Seishiro: Buenos días, Hokuto-chan.
Hokuto: ¿Entonces? ¿Hubo algún progreso?
Seishiro: Las puertas estaban cerradas toda la noche y no podíamos salir, pasamos la noche juntos
Hokuto: Eso es genial Sei-chan, ¿qué pasó?
Seishiro: Te lo dejo a tu imaginación.
Hokuto: ¡No es justo! Debes confiar en tu única cuñada.
Subaru: Y-yo me voy primero.
Hokuto: ¡No es justo! ¡Tú también Subaru! ¿Qué pasó?
Seishiro: Pues…
Subaru: ¡Seishiro-san!

Kazue: He comenzado a querer Tokio… sólo un poco…
Subaru: Adiós Kazue-san.
Hokuto: ¡Espera Subaru! ¡Tienes que contarle todo a tu hermana!
Seishiro: Ahahahaha
Subaru: ¡Se me hace tarde para la escuela!
Hokuto: ¡Espera!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario